5 enfermedades típicas del invierno. Cómo prevenirlas

 

 

 

El invierno ya está en camino. Bajan las temperaturas y el cuerpo trata de adaptarse a los cambios drásticos: frío en el exterior y calor en el interior de los hogares. Solo un sistema inmunitario fuerte nos ayudará a mantenernos alejados de las enfermedades estacionales más comunes del otoño y el invierno.

El invierno es la época del año en la que más infecciones respiratorias padecemos. Este tipo de enfermedades se transfieren más fácilmente durante estos meses por varias razones, entre ellas, porque pasamos más tiempo en espacios cerrados en contacto más directo unos con otros y porque el frío es un aliado de los gérmenes. Así que el riesgo de transmisión entre las personas es mucho mayor.

 

Estas son algunas de las dolencias más habituales del invierno:

Resfriado común:

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC), cada año hay millones de casos de resfriado común en adultos, que pueden llegar a sufrir de 2 a 3 resfriados cada año.

Se trata de una infección viral de la nariz y la garganta (tracto respiratorio superior). Por lo general, es inofensivo. Los síntomas más frecuentes son goteo nasal y estornudos, dolor de garganta y tos, dolor de cabeza y corporal. Estos procesos se pueden aligerar bebiendo agua y otros líquidos sin cafeína y estando en reposo.

Un resfriado es más leve que la gripe. La mayoría de las personas se recuperan de un resfriado común en una semana o 10 días. Eso sí, quienes tienen un mayor riesgo de padecer resfriados son los niños menores de 6 años.

Gripe:

Es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por virus. Los síntomas suelen aparecer de repente en forma de fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, dolores musculares, de cabeza y cansancio. Descanso, ingesta de líquidos y analgésicos como el paracetamol pueden ayudar a controlar los síntomas. En algunos casos, el médico puede recetar medicamentos antivirales para reducir la duración y la gravedad de los síntomas. La forma más eficaz de prevenir complicaciones graves es la vacunación. Recetas faciles y rápidas

Gastroenteritis:

Es la inflamación de la membrana interna del intestino y está provocada, en la mayoría de los casos, por un virus. En concreto, el norovirus, responsable del 90 % de los brotes y especialmente resistente a las temperaturas de congelación y a la desinfección con cloro. Además, es muy contagioso, de ahí que en algunos casos se hable de epidemias de gastroenteritis víricas.

Al igual que con la gripe, este tipo de virus suele hacer acto de presencia sobre todo en invierno en forma de diarrea, dolor abdominal, vómitos, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y deshidratación. Las personas entran en contacto con el norovirus a través de alimentos, agua contaminada y otras personas infectadas.

Bronquitis:

Se trata de una infección que produce la inflamación de la pared interna de los bronquios, que son los que transportan oxígeno a los pulmones. Suele aparecer tos persistente, molestias en el pecho, sibilancias, dolor de garganta y fatiga. Es muy común en invierno.

Esta enfermedad puede estar causada por virus, bacterias y otras partículas que irritan los bronquios. La bronquitis aguda suele seguir a un resfriado o una infección viral. En la mayoría de los casos, el tratamiento suele ser descanso, ingesta de líquidos, analgésicos. En algunas situaciones, los médicos pueden recetar mucolíticos, medicamentos antiinflamatorios o broncodilatadores.

Faringitis o dolor de garganta:

Es la inflamación de la faringe. Puede causar picazón en la garganta y dificultad para tragar. Las causas incluyen infecciones virales como el resfriado o infecciones bacterianas como las del grupo Streptococcus. Es una afección común y rara vez motivo de preocupación, a menudo desaparece por sí sola al cabo de una semana.

Para no ser objetivo de este tipo de dolencias comunes del otoño y del invierno y sortear sus efectos, estos son algunas recomendaciones:

Recuerda la importancia de mantenerte activo durante el invierno y consultar con el médico siempre que te surjan dudas sobre el tratamiento que debes seguir.

Fuentes:

5 enfermedades típicas del invierno. Cómo prevenirlas

5 enfermedades típicas del invierno. Cómo prevenirlas

El invierno ya está en camino. Bajan las temperaturas y el cuerpo trata de adaptarse a los cambios drásticos: frío en el exterior y calor en el interior de

ciclismo

es

https://forocarreteros.com/static/images/ciclismo-5-enfermedades-tipicas-del-invierno-1509-0.jpg

2024-03-13

 

5 enfermedades típicas del invierno. Cómo prevenirlas
5 enfermedades típicas del invierno. Cómo prevenirlas

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20